martes, 3 de julio de 2012


BASE NAVAL Y AÉREA

Seguimos con nuestras entregas históricas sobre el Poder Aéreo de la aviación militar en nuestro país. En esta oportunidad le hablaremos sobre los antecedentes de la creación de la primera base naval y aérea, la cual estuvo ubicada al sur de nuestra isla.

Dentro de todo el proceso de estructuración del Cuerpo de Aviación, para finales de la década de 1930, siempre el gobierno tomando en cuenta la necesidad de ampliar las áreas de dominio territorial apoyandose en la aviación, se crea mediante Ley No.55, específicamente el 27 de diciembre de 1938, la Estación Naval y de Aviación como se le llamó, ubicada en la Base Naval de las Calderas en Bani, provincia Peravia, perteneciente al Ejercito Nacional.

El objetivo principal de esta nueva base era albergar todas las unidades aéreas anfibias adquiridas, pertenecientes desde ese momento a la Marina de Guerra, con el solo objetivo de aglutinarlas en un solo lugar estratégico. La organización de esta estación naval en el sur del país, se constituía en un nuevo reto para el gobierno de Trujillo en su primera década de mandato, en su afán de modernizar y fortalecer todas las instituciones armadas.

A pesar de haberse emitido una ley para la creación de este cuerpo aéreo naval en 1938, la organización definitiva de este organismo fue dispuesta en el año 1952. Los aviones a gran escala PBY-5A Catalina, fueron las aeronaves que prestaron los primeros servicios en dicha base naval, aviones anfibios de gran versatilidad, usados mayormente para el patrullaje de las costas de la Republica Dominicana. Estas aeronaves fueron utilizadas desde 1946 hasta 1954, estas aeronaves fueron designados mediante la Orden General No.16 de la Marina de Guerra, como los Guardacostas números GC-14, GC-15,GC-16 y GC-17.

PBY Catalina, Guarda Costa 16

          Además de las aeronaves, se integro un personal humano a esta estación, provenientes de la Aviación Militar. Un grupo de pilotos y técnicos experimentados llegaron para poder satisfacer estas necesidades. Los oficiales que integrarían el nuevo cuerpo de aviación naval lo conformaban los oficiales pilotos: Ismael Román Carbuccia, Juan R. Martínez Velásquez, Pantaleón Acosta Méndez, Santiago Rodríguez Echavarría, Manuel Rodríguez Negrón, Zacarías Jiménez Acevedo, Emilio A. Corominas, Miguel Faña Nolasco, Euclides Amancio Hernández y Tulio Quirico Reyes.  Además de  los pilotos, un grupo de técnicos se sumaron entre los que se pueden mencionar: Rafael Ignacio, José Rodríguez Martínez, Ángel Santos Martínez Moya, Amaury O. Pión Urens,  y Ulises Kevelier.

          Los pilotos y técnicos navales tenían sus cuarteles en las instalaciones ubicadas dentro de la base de la marina de guerra en San Soucci y su organización respondía a todas las disposiciones, reglamentos, rangos y uniformes vigentes para esa época en la Marina de Guerra Dominicana. Como base de operaciones del Cuerpo de Aviación Naval, fue utilizado el antiguo Aeródromo Cristóbal Colon, ubicado en las inmediaciones de la Base Naval de San Soucci.

          Aunque esta estación naval duro muy poco tiempo, porque fue desmantelada para finales de la década de 1950, las unidades aéreas que fueron integradas a esta brindaron una asistencia impecable en todo lo referente a misiones de patrulla costera, transporte de tropas, apoyando a las fuerzas armadas en conjunto. Muchas gracias, nos vemos en nuestra próxima entrega. 

jueves, 21 de junio de 2012


NUEVA OPCION DE LAS GRANDES POTENCIAS
EL “SUPER TUCANO”

Producto de los cambios mundiales y el nuevo rumbo que han tomado las empresas de fabricación aeronáutica, queremos resaltar el trabajo que se viene realizando en la región occidental del mundo. Perseguimos destacar específicamente la nueva gran potencia en fabricación de aeronaves, Brasil, número tres en la actualidad en la fabricación de aparatos más pesados que el aire, resaltando el empuje y auge que ha logrado esta empresa, con su prototipo  Embraer 314, A-29, AT-29 Súper Tucano avión de ataque ligero, especial para contrarrestar guerrillas urbanas y de montañas.

El Embraer 314, en sus diferentes denominaciones, “Súper Tucano”, constituye  una innovadora evolución de avión de combate ligero. En la actualidad cuenta con más de un centenar de unidades en servicio activo en Brasil y más de una docena de Fuerzas Aéreas en Latinoamérica y Europa. Países como Ecuador, Chile, Colombia, República Dominicana, además de México, Paraguay, Guatemala, Inglaterra, España entre otros, ya realizaron las diligencias para la adquisición de estos versátiles aparatos.

Con sus características innovadoras,  para la operación escenarios complejos, sus valores agregados como la capacidad para vuelo nocturno, armas inteligentes, tecnología de enlace de datos, y su fuselaje reforzado para operaciones en pistas no preparadas, su motor turbohélice Pratt & Whitney PT6A-68/3 de 1,600 SHP de control digital, de fabricación canadiense, sistemas de control ambiental, sistema generación de oxígeno, asientos eyectables de primera calidad, además de un avanzado y efectivo sistema de navegación y mira de alta precisión, especiales para misiones en condiciones más extremas. Misiles aire-aire, bombas convencionales, bombas inteligentes guiadas por láser o por Global Positioning System (GPS), ametralladoras calibre .50mm integradas una en cada ala, además de lanzacohetes con capacidad para disparar 24 cohetes, todas estas virtudes dan la mejor opción a grandes potencias del mundo como Europa y los Estados Unidos de Norteamérica, poniéndolos a pensar, en la integración de este avión para la ejecución de nuevas misiones, en los nuevos escenarios de guerra. Este país, (Estados Unidos) ya aseguró la compra de una flota de doscientas unidades de estos aparatos de combate ligero, para la US Navy.

De acuerdo a las publicaciones de las agencias del gobierno de Estados Unidos y otros medios, con la adquisición de estos aviones, Norteamérica busca fortalecer programas de defensa, no solo dentro de su territorio sino también fuera del, estos pretenden dotar a su Armada Naval (US Navy), de un monomotor turbohélice de alto performance, para la realización de misiones especiales, y para dar apoyo a unidades en tierra, además de llevar a cabo grandes tareas de contra guerrilla, recibir información de inteligencia en tiempo real, tanto de aeronaves en vuelo como de unidades terrestres, enlazadas mediante transmisión de datos.  Desde hace más de un año, los Estados Unidos tiene en sus manos, al menos un Súper Tucano en proceso de evaluación, por las autoridades competentes en ese país.

Tomando en cuenta estas iniciativas de la gran potencia, debemos destacar, en lo que respecta a nuestro país, que la Fuerza Aérea Dominicana, en su misión de dar respuesta a los llamados a defender nuestro espacio aéreo contra de actividades del narcotráfico, a la llegada de estos aparatos, ha mermado esta actividad. Desde su arribo en el 2010, se ha implementado un programa de entrenamiento y adaptación, de misiones y pilotos, dentro un programa conjunto de ejercicios combinados entre nuestro país y Colombia, simulando la incursión de aeronaves en nuestro espacio aéreo.

Debemos destacar además en este sentido, que se han creado nuevos procedimientos de manejo de estas aeronaves, basados en nuevas plataformas para ejecución y transferencia de datos, vuelos nocturnos (NVG), maniobras de interceptación y consolidación en tierra. Además de las aeronaves, el personal piloto, y la integración del cuerpo de técnicos de aviación y controladores aéreos, además de la conformación del Centro de Información de vuelos, es vital para una mejor eficiencia en las operaciones. El envió de una cantidad considerable de pilotos a Colombia y otros países a realizar cursos avanzados y operativos en Súper Tucano, la Fuerza Aérea Dominicana, demuestra con hechos, la eficiencia en sus cometidos, capacitando al personal idóneo para el logro de las misiones.

No solo Colombia ha colaborado con la República Dominicana capacitando y entrenando personal, también en conjunto con los Estados Unidos, la Fuerza Aérea Dominicana ha realizado ejercicios de entrenamiento, se ha realizado adiestramiento en aviones de vigilancia (AWACS), trabajando como centro de control para la realizar las interceptaciones, del cual se han beneficiado más de una docena de pilotos y técnicos, logrando la estandarización de procedimientos conjuntos entre los dos países, en las operaciones y contra el narcotráfico, además de otras misiones que puedan acontecer en el futuro. Se encuentran en entrenamiento una cantidad considerable de pilotos, de los cuales más de un cincuenta por ciento está en su fase avanzada. En estos aviones, se han volado más de mil horas de entrenamiento, superior a cien horas en misiones reales contra el narcotráfico u otro llamado, totalizando mas de mil trescientas horas, desde el momento de su llegada a nuestro país. Esto nos demuestra que, se está trabajando en la adaptación de las nuevas unidades aéreas las cuales darán sus frutos. 
 
Como estudioso del tema, me tomo la libertad de recalcar, que al igual que los países mencionados más arriba, los cuales han tomado el Súper Tucano, como la opción numero uno para fortalecer y renovar su flota de aviones de combate, pensamos que la compra de estos aparatos en nuestro país, fue la mejor decisión por parte de las autoridades. A mi entender este es un avión con las características necesarias, similares en versatilidad, para responder a las necesidades actuales, dando respuesta a las nuevas amenazas de guerra como el narcotráfico, flagelo que nos ataca constantemente. Sin duda alguna, la compra de este versátil avión, sigue siendo un gran logro para la Fuerza Aérea Dominicana y el país.

domingo, 6 de mayo de 2012

Palabras puesta en circulación libro Poder Aéreo, historia de la aviación militar


Antes que todo, quiero agradecer a dios, por darme esa fuerza que necesitamos para poder lograr nuestras metas. a todos los presentes, porque sé que es una muestra de amistad hacia mi persona y el trabajo que vengo realizando desde hace ya más de nueve años.

Este trabajo está dedicado a una persona muy especial para mí, es ofrecido a la memoria de quien fue mi progenitor, el general de brigada piloto Juan Ml. Ortega Piñeyro, precursor de nuestra aviación militar, miembro de la selecta segunda promisión de pilotos aviadores de nuestro país, por el cual pido un minuto de silencio en su nombre. (Video)

El poder aéreo en la república dominicana, historia de la aviación militar, material que les pongo en las manos en este día. Trabajo realizado con el mayor empeño y dedicación, para todos los amantes de la historia y la aviación. El libro poder aéreo, es un compendio de acontecimientos históricos, que marcaron el camino en la evolución de la aviación en todos los ámbitos en nuestro país.

En este trabajo en sus primeros capítulos, me tomo la libertad de destacar las primeras muestras en nuestro país, como el aporte a la aviación nacional y mundial, del invento de un avión por un dominicano, el Ing. Zoilo Hermógenes García en 1911, quien dio a conocer los planos y un prototipo de su poliplano. Desde ese mismo instante, entramos en los albores de la gran historia de la aviación mundial, mostrándole a todos, un aporte valioso a los inicios de esa actividad.

Junto a Zoilo, los principios de siglo en nuestro país, fueron años de grandes hazañas de aviadores temerarios que surcaban nuestros cielos. Tomando como referencia el cuento de la mitología de Dédalo e Ícaro que cuenta el vuelo de padre e hijo, con sus alas pegadas con será. se veían surcando por los cielos dominicanos, intrépidos aviadores que iban y venían, desde cualquier país del mundo a querer conseguir prebenda en nuestra tierra querida, personajes como Shoflauss, Burnside, charles Linberght entre otros, llegaron a nuestras llanuras y orillas de nuestros grandes afluentes como el Ozama e Huguamo, a probar suerte con este nuevo invento de aparatos que volaban.

Se realizaban multitudinarios encuentros en diferentes partes del país, escenarios como la ciudad de santo domingo, y en el interior del país, san Pedro de Macorís, Santiago y La Vega, fueron espacios de vuelos fructíferos y de tragedia por parte de estos personajes.

Todos estos eventos históricos antes descritos en los inicios del siglo XX, no bastaron. Debo hablar de las primeras iniciativas de aviación militar en el mundo, destacando en nuestro país el acontecimiento de la primera intervención de los gringos en el 1916. Esto nos dio una idea de lo valioso que eran los aviones. se observaban por los cielos de Quisqueya los primeros aviones de guerra, -los Jening-, ese fue un ejemplo a seguir por parte de las autoridades dominicanas.

La formación de la primera línea aérea, la WEST INDIAN AEREAL EXPRESS en 1927, incipiente idea de las autoridades dominicanas de organizar una empresa aérea nacional, con la meta de transportar hombres, mercancías y correo desde y hacia nuestro país.

Entramos al ámbito de la aviación militar y caemos en el 1928, fecha donde se inician los primeros trabajos para organizar un cuerpo de aviación militar. Se debe mencionar la primera iniciativa gestionada por el presidente Horacio Vásquez, quien en su momento fue la persona que impulsó formalmente la primera ley que creaba un cuerpo aéreo armado en el país.

A raíz de la muerte de este, -propiciada por Trujillo-, se da inicio a un gobierno por treinta años en la república dominicana. Trujillo emerge como presidente en el 1930 como una solución nacional, y desde ese mismo momento, él mismo inicia los trabajos que ya el presidente Vásquez había promovido, organizar el cuerpo de aviación militar dentro del ejército nacional dominicano.

Los primeros aviadores: Frank Feliz Miranda, Aníbal Vallejo Sosa, Enrique Valverde entre otros, los primeros técnicos, Ernesto Tejeda, Gregorio peguero fueron las primeras personas que dieron forma con su trabajo a lo que hoy somos. Período de evolución progresiva indiscutible de la aviación militar, hasta llegar al punto de ser de la más poderosa en toda América. Con una organización administrativa, infraestructura y aeronaves de primera línea, llegamos a ser la fuerza aérea más temida por todos los países del área.

Aeronaves como los corsarios a inicios de 1930, p-38, mosquitos en los inicios de los 40, mas adelante los Mustang P-51, AT-6 Texan y vampiros Mk en los 50, fueron el deleite de los dominicanos al verlos surcar nuestros cielos.

Un acontecimiento relevante, -la muerte de Trujillo- todo cambia, llega la incertidumbre a la sociedad tanto civil como militar en nuestro país. Llegan las gestas heroicas, como la de los pilotos en 1961, por mencionar un hecho histórico con tanta trascendencia en nuestro país. Personajes importantes en ese momento, el general Rodríguez Echavarría, de los Santos Céspedes, Malagón Montesanos entre otros héroes anónimos, pilotos y técnicos de la aviación militar, que dieron su vida, sellaron el destino de nuestro pueblo, marcaron el final de una era.

Más adelante la llegada de la democracia posterior al régimen, y luego las revueltas populares como la de abril de 1965, dieron cabida a la aviación, institución que siempre tuvo un papel protagónico dentro de esos contratiempos.

Pasan los embates de la guerra fría y llegamos a la época de España boba, solo el tiempo deponía su reflejo de inclemencia ineludible en el devenir de nuestra evolución. Pasa el tiempo, llega una nueva era dentro de nuestras fuerzas armadas, personajes como los presidentes Balaguer, Bosch, Guzmán, en los 60 y finales de los 70, Jorge Blanco, y elito en los 80 otra vez, y en una época más actual los presidentes Mejía y Fernández, personajes que le dieron y han dado continuidad a todo lo que es la aviación militar en nuestro país.

Esa es nuestra historia, la que pongo hoy en sus manos, historia que nunca se detiene, la que debemos plasmar y contar con objetividad y respeto.

Para finalizar, quiero manifestar que el material histórico que hoy traigo, se que animara a nuevas generaciones de dominicanos con inquietudes y deseos de pertenecer a un grupo selecto de hombres y mujeres que su única meta es servir a su patria con todo el corazón. Personas que lo dan todo al subirse a un aparato volador, todo por servir a los intereses de la nación.

Quiero dar gracias al alto mando de las fuerzas armadas, por permitirme tomar este escenario tan importante, para dar a conocer este trabajo. La XV Feria Internacional del Libro 2012, fecha memorable por segunda vez para mi, plataforma magnífica para la publicación de otro material histórico, aporte a nuestra sociedad.

Gracias por su asistencia, buenas noches.

sábado, 25 de febrero de 2012

WEST INDIAN AERIAL EXPRESS

El tema que hoy les traigo, continuando con el tema de la aeronáutica, es la historia del contrato de la West Indian Aerial Express, primera empresa de servicios aéreos instituida en la República Dominicana, que tantas conjeturas e historias se han escrito de ella. En este extracto, mostraremos el verdadero origen y funcionamiento de esta empresa aeronáutica, que para finales de la década de 1920, funciono en nuestro país, siendo la pionera en este género.

Para mediados del año 1927, específicamente el 25 de agosto, mediante resolución No. 768, aprobado por el Congreso de la República Dominicana, se realiza el contrato intervenido entre el Gobierno Dominicano, representado por el Sr. M. Martin de Moya, Secretario de Estado de Hacienda y Comercio de esa época, y la West Indian Aerial Express, C por A, representada por el Señor Luis Esteban Bonett, para el establecimiento por tres años, de un servicio semanal de pasajeros y correspondencia. Los países dentro de la ruta a seguir por esta aerolínea eran las  ciudades de Puerto Rico, Santo Domingo, Puerto Príncipe, Haití y Santiago de Cuba y la Habana.

La West Indian Aerial Express, daría un servicio semanal ida y vuelta de correo aéreo, lo mismo que de pasajeros desde las ciudades antes mencionadas, por medio de maquinas aéreas que respondieran a una absoluta seguridad. Esta empresa, conto con 120 para organizar la infraestructura y aeronaves para el funcionamiento optimo de este servicio. Además en el contrato, debería establecer en la República Dominicana, una empresa de servicios de transporte terrestre y marítimo.



Dentro de las remuneraciones estipuladas del contrato de servicios aéreos, la West Indian Aerial Express percibiría por cada libra de carga, un valor de US$2.50, lo cual aseguraba que mensualmente el gobierno debía pagar la suma de US$500.00 aunque no se llegara a cumplir con la cantidad de libras estipulada. Además de todo este beneficio, esta empresa percibiría la suma de US$1,500.00 como subsidio para garantizar la efectividad del servicio establecido. Otro beneficio adquirido por la empresa mediante este contrato era la excepción de impuestos de importación de equipos y piezas para las aeronaves, para de esta forma garantizar su funcionamiento permanente.

Este contrato además estipulaba, que mediante las negociaciones ante organismos internacionales, se diligenciara la concesión en los diferentes países donde aterrizara esta aerolínea, la posibilidad de exoneración de impuestos para tales fines. Contemplaba el establecimiento de franquicias telegráficas, radiográficas y telefónicas en dependencias del Estado Dominicano, para eficientizar el desenvolvimiento de dichas oficinas.

Los primeros pilotos en incursionar en este negocio fueron, el puertorriqueño Rafael Colorado, el norteamericano Basil Row, experimentado piloto de la primera guerra mundial y el mecánico de aviones Antonio Seijo, estos arribaron a nuestro país tripulando una aeronave de tipo Fairchild 2 y WACO, hidroplanos y con ruedas, dispuestos a contribuir y estructurar una línea aérea comercial. Para tales fines, se erogo la suma de dieciocho mil dólares (US$18,000.00), para compra de aeronaves y construcción de la infraestructura necesaria. Las aeronaves que fueron utilizadas por esta empresa eran denominadas la “Santa María” y “La Pinta”, nombres alegóricos a las carabelas utilizadas por Cristóbal Colón en el descubrimiento del nuevo mundo, se debe resaltar, que esta empresa en años anteriores ya había incursionado en el negocio de transporte de correo y personas desde Cuba hacia los Estados Unidos para inicios de 1920.


Nativos miran el avión trimotor en 1927 de West Indian Aerial Express Keystone K-47 Pathfinder en el suelo en algún lugar de Haití

Con este extracto de nuestra historia aeronáutica, damos continuidad a nuestro aporte, dando a conocer parte de nuestra historia, con temas tan interesantes como el de la primera aerolínea comercial de la República Dominicana, gracias y hasta la próxima entrega. (Publicado el 25 de febrero de 2012, periodico La Información de Santiago de los Caballeros).

domingo, 5 de febrero de 2012

Mi encuentro con los P-51D Mustang de la FAD
Por: Daniel Isaias GOMEZ REYES
Colaborador y amigo, amante de la aviación.

Primera parte I

Esto sucedió en los años 70 cuando estudiaba en el colegio Evangélico R. J. Carter que se encuentra en la urbanización Savica; recuerdo que por la mañana el bus escolar (una guagua japonesa Daihatsu con capacidad para 25 pasajeros que la manejaba el señor Alcenio Zapata), pasaba todos los día frente a la Base del Comando Aéreo Norte de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD), en Santiago en la avenida Bartolomé Colón. Siempre nos tocaba pasar cuando estaban subiendo la Bandera y tocando el Himno Nacional y todos los soldados en fila en la base, y las personas en la calle y en los vehículos se detenían y hacían reverencia a los símbolos patrios. Mientras esto ocurría yo miraba con detenimiento todos los aviones colocados en filas, los P-51D Mustang, los P-47D Thunderbolt, los AT-6 Texas, los DC-3 y los C-47. Me fascinaban sus colores y sus camuflajes verde oscuro y marrón claro.

La razón por lo que me gustan los aviones

Crecí viéndolos volar todos los días sobre mi ciudad natal de Santiago. Me gustaba oír cuando los P-51D Mustang encendían sus motores y como despegaban uno a uno de la pista. Me quedaba observando como realizaban sus maniobras, piruetas, rizos, toneles, barrenas y caídas de ala, los miraba hasta que aterrizaban en fila india con su tren de aterrizaje abajo en la base aérea. Siempre quise tener y volar uno de esos aviones P-51D, soñaba con ser piloto; esa es la razón por lo que me gustan los aviones. Pero la razón principal por la que recuerdo a los P-51D, es que estos hacían prácticas aéreas de bombardeo y volaban en picadas sobre la base aérea. Cuando pasaban muy bajo con sus motores rugiendo, todos se asustaban y las muchachas se metían debajo de los pupitres gritando, creían que los aviones caerían en el colegio, porque este estaba muy cerca de la base. (Yo me reía mucho de ellas).

La realización de un sueño

A mí me gustaba (me gusta todavía) dibujar los aviones P-51D en mis mascotas escolares (las llenaba con los dibujos los cuales no me quedaban tan bien), pero como los Mustang volaban muy alto no se podían ver bien por eso siempre quise ir a la base aérea para poder ver de cerca los aviones, era muy joven y mis padres no me dejaban ir solo. Pero un día  mi sueño se hizo realidad. En el colegio cada fin de mes íbamos a visitar lugares históricos de la ciudad como el Teatro Colón, el Monumento a los Héroes de la Restauración o a una empresa  diferente para aprender cómo se hacen las cosas; por ejemplo siempre íbamos a las compañías de refrescos  Coca Cola y Pepsi Cola para ver como se hacen los refrescos, o a la panificadora  Pan del Norte, para ver como se hacen los panes y cuando terminábamos el recorrido nos daban refresco y bizcochos. A todos los alumnos de mi curso nos gustaba ir a esos lugares. Un día la profesora  preguntó ¿que a dónde queríamos ir? Un grupo pidieron ir a la Coca Cola y otros a la Pepsi Cola, otros a la panificadora Pan del Norte, ninguno se ponía de acuerdo. Esta era mi oportunidad y no la quería dejar pasar entonces levanté la mano y dije que por qué no íbamos a la base aérea para ver los aviones, a la profesora le pareció una buena idea ir allí. Le expliqué que ya fuimos a todas esas empresas y aún no se había ido a la base aérea. Esta idea no les cayó muy bien a los demás alumnos. Todo el curso quería ir a otra parte sólo yo quería ir a la base aérea y estaba muy contento pero mis compañeros no, y me miraban con ojos asesinos.

Un pequeño inconveniente

Pero había un pequeño inconveniente dijo la profesora y era que teníamos que pedir un permiso a la base aérea para poder ir allá. Entonces ella habló con la directora del colegio Doña Mariana viuda Carter, para que pidiera el permiso; Así al día siguiente diría si íbamos a poder ir o no. Al otro día yo estaba asustado pensaba que no iríamos a la base pero no fue así, la profesora dijo que si, que nos habían dando el permiso.

Mi encuentro con los P-51D

Así que partimos, no sólo fueron alumnos de mi curso, también llevaron de otros cursos. El bus estaba lleno, tuvo que dar varios viajes. Por eso fue que nos habían dado el permiso, al parecer la directora le dijo que enviaría varios cursos a visitar la base aérea y ellos accedieron con mucho gusto. Cuando llegamos  nos bajamos del bus escolar que nos llevó allí. Ahí estaban todos los aviones en fila. Era impresionante ver su tamaño, y también su forma aerodinámica era hermosa. Estaba muy nervioso, y no era para menos, yo no me encontraba en un museo ni en una feria aérea, frente a mi estaban aviones P-51D Mustang, operativos militarmente hablando. Entonces las profesoras  que fueron con nosotros nos pusieron en fila y llegó un grupo de soldados los cuales hicieron varias demostraciones. Lo que más encantó es, con que maestría manejaban los fusiles. También sus movimientos sincronizados. Cuando terminaron los aplaudimos porque hicieron una asombrosa demostración.

Un poco de historia

Después nos llevaron donde estaban los P-51 estacionados y llego un militar (era un instructor de vuelo), que después de saludarnos nos habló un poco de historia diciendo que la Fuerza Aérea Dominicana (FAD)  es una de las tres ramas de las Fuerzas Armadas de la República Dominicana, junto con el Ejército y la Marina. En tiempos del dictador Rafael Leónidas Trujillo, era la más poderosa de Centro América y el Caribe; la ambición de Trujillo era poner al país en la punta de la lanza de la aviación militar latinoamericana, Así mediante el decreto 283 creó el Arma de Aviación del Ejército Nacional en 1932.


El AMD el arma preferida del dictador

Después el dictador concibió la importancia estratégica de organizar mejor la defensa aérea del territorio nacional. El 15 de febrero de 1948, mediante el Decreto 4918, el Cuerpo de Aviación del Ejército Nacional toma el título de Cuerpo de Aviación Militar Dominicano (AMD), simbolizando su independencia de las fuerzas de tierra.

La AMD se convirtió en el arma preferida del dictador y recibió una parte considerable del presupuesto destinado a la defensa de la Nación. Trujillo quería el avión más poderoso que había en ese momento y ese era el P-51D Mustang un avión caza monomotor de largo radio de acción que entró en servicio con las fuerzas aéreas aliadas en la Segunda Guerra Mundial. Fue construido por los Estados Unidos de Norteamérica. En un principio la AMD tenía planes de adquirir aviones cazas P-51D de la USAF, junto a la contratación de una compañía americana que le diera mantenimiento a su nueva flota de Mustang. Pero estas negociaciones se vieron entorpecida por problemas políticos de la época.


Segunda parte:

La razón de este problema era por un grupo de exiliados dominicanos que se encontraban en Cuba y amenazaron con invadir la isla y derrocar al dictador en 1947. Ante esta amenaza, el gobierno dominicano inició negociaciones en Canadá y en Estados Unidos para adquirir un inventario impresionante de armas, equipos y aviones. Pero como la intención de Trujillo por acabar con este grupo de exiliados era clara, lo que podría provocar una guerra con Cuba, el gobierno de los Estados Unidos bloqueó todas estas ventas, limitando las negociaciones.
Sin embargo, los esfuerzos de los agentes de Trujillo prosperaron en otros mercados. Mediante una compañía intermediaria la AMD adquirió 32 cazas P-51D Mustang veteranos de la Real Fuerza Aérea Sueca. Estos aparatos se encontraban en excelentes condiciones, ya que habían sido adquiridos como medida interina por los suecos durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Eventualmente un grupo de 12 mecánicos suecos fueron contratados y éstos se trasladaron a Santo Domingo.

La Época de Oro

Siendo ya la Aviación Militar Dominicana una institución con equipos aeronáuticos de los más modernos, a principio de la década de los cincuenta, el gobierno de Trujillo realizó una ambiciosa expansión de la fuerza aérea que incluyó la construcción de una docena de Bases Aéreas. Entre estas bases se encuentra la que para ese entonces enorme Base Aérea Presidente Trujillo, el 23 de marzo de 1953, el Presidente de la República, deja inaugurada esta moderna Base Aérea, que serviría como asiento de tan prestigiosa fuerza militar. Esta base, a la caída de la dictadura, seria renombrada como Base Aérea de San Isidro.
Para 1955 la Aviación Militar Dominicana estaba formada por unos 240 aviones de diferentes tipos y 3,500 efectivos, sin duda, la más poderosa en toda Latinoamérica. Se llevó a cabo uno ligera reorganización de la fuerza de combate, creándose el “Escuadrón Ramfis” (el nombre venía del hijo del dictador Trujillo que era el comandante de ése escuadrón) en la BA Trujillo, dotado de unos 140 aviones de combate (existían por lo menos 6 escuadrones con Mustang dentro del “Escuadrón”) y el escuadrón de caza-bombarderos, también conocido como “Escuadrón Leonidas” (por Rafael “Leonidas” Trujillo), que tenía cerca de 50 aeronaves.

En mayo de 1960 el personal sueco que brindaba apoyo a la flota de cazas P-51D Mustang abandonó el país, con lo que marcar como el principio del fin de la época dorada de la Aviación Militar Dominicana. El 30 de mayo de 1961 Trujillo fue asesinado, un nuevo gobierno al mando del Doctor Joaquín Balaguer toma control del país. El 9 de febrero del año 1962, el Poder Ejecutivo emite el Decreto Número 7222, mediante el cual el Cuerpo de Aviación Militar Dominicana (AMD), símbolo de la dictadura Trujillista, fue re-estructurada y renombrada Fuerza Aérea Dominicana (FAD), con asiento en la Base Aérea "San Isidro", antigua "Presidente Trujillo".. Hasta el día de hoy tiene ese nombre.

Cómo funcionan los aviones 

El militar nos siguió explicando cómo funcionaban los aviones, y nos enseñó que la estructura de un avión presenta cuatro componentes: fuselaje, alas, empenaje de cola y tren de aterrizaje, y como se llamaban cada una de sus partes (las hélices, el tren de aterrizaje, los alerones, el estabilizador horizontal y vertical, y las luces de navegación). Y cuáles eran sus características generales y su rendimiento.

Características generales: del P-51D Mustang 

País de origen: Estados Unidos Tipo: Caza monoplaza motor: Packard (Rolls Royce Merlín) V-1650-7 en línea de 1490 hp (1112 Kw.)
Su rendimiento:
Máxima velocidad: 704 Km. /h. Techo de servicio: 12770m. Alcance: 3347 Km. Peso: 3232 Kg. vacío, 5262 Kg. cargado.
Dimensiones: 11.28 m envergadura, 9.85 m longitud, Altura 3.71 m, Superficie alar de 21.65 m2.

Nos mostró el Armamento que iban en cada ala, seis ametralladoras de 12,7 Mm con 400 proyectiles por arma interna y 270 por arma externa y bombas de 907 Kg. en dos soportes subalare. También nos mostró la bencina con que llenaban los tanques de combustibles que estaban en cada ala del avión, nos subieron en ella de dos en dos de cada lado para ver la cabina de mando (carlinga) por dentro. Primero a las hembras y luego a los barones. Cuando me toco mi turno de subir no lo podía creer no solo lo estaba viendo también lo tocaría en ese momento yo escuchaba trompetas. Mientras el militar nos seguía explicando para que servía cada instrumento. A decir verdad yo no entendía nada por que estaba muy emocionado.

Los P-51 Mustang en acción 

Entonces llegaron los pilotos con sus uniforme de una sola pieza confeccionada en material no inflamable, (aramid) color verde olivo con seis bolsillos distribuidos al frente con cremalleras. Con su Gorro de color Azul añil y Guantes confeccionados en piel y gamuza, color verde olivo y Botas negras. Nos saludaron a todos y las muchachas estaban alborotadas cuando lo vieron, luego nos llevaron un poco más retirado para que pudiéramos ver como despegaban los P-51D. Los pilotos después de chequear todo, se subieron a los aviones se colocaron sus paracaídas y el casco, luego cerraron la cubierta de la cabina y encendieron los motores, el ruido era tan fuerte que no nos podíamos oír hablar. Tenía todos los pelos parados de punta. Mi corazón parecía que quería salírseme del pecho, aquello era emocionante. Los aviones despegaron y empezaron hacer sus prácticas aéreas como siempre lo hacían.

Ese día sería inolvidable 

Entonces el militar pregunto: ¿que quienes querían ser pilotos?, todos me miraron y levante la mano y el me felicito. Después de eso nos mostraron el resto de la base, como la torre de Control aéreo, los demás aviones y los vehículos militares blindados que se encontraban allí (Tanques de guerra, camiones y Jeeps), y cuando terminamos el recorrido nos fuimos al comerdor de la Base Aérea donde nos tenían un refrigerio; después nos fuimos en el bus otra vez a la escuela, la profesora Alma García le dijo a todos que me dieran la gracias por ser el único que pidió ir a la base aérea para ver los aviones, para mi ese día seria inolvidable.

Otras visitas a la Base Aérea 

Durante los años 80 y 90 yo visité varias veces la Base Aérea, pero los P-51 ya no estaban ahí. En 1984 la FAD dio de baja a todos los P-51D Mustang. La FAD logró vender estas históricas máquinas como piezas de museo operativas. La República Dominicana fue el último país que utilizó los P51D como arma militar y fue usado en combate contra la guerrilla comandada por el coronel Caamaño en 1976.
Una de las visitas mas impórtate fue cuando se celebro el Dominican 500 en 1992 con motivo de cumplirse 500 años del descubrimiento de América en 1492. Para esta celebración se uso la Base Aérea de Santiago para que aterrizaran 500 aviones. Hoy la Base Aérea ya no está ahí, Posteriormente, el 7 de Junio del año 1990, el Comando Aéreo Norte, FAD, fue reubicado a la actual Base Aérea de Puerto Plata, por razones de expansión y necesidad estratégica. Ahora se encuentra el destacamento del Comando Norte de la Policía Nacional.
Cuando paso por el frente mi mente se llena de recuerdos viendo todavía los aviones estacionados en fila con sus camuflajes verde oscuro y marrón claro. Recordando mi primer encuentro con los P-51D Mustang dominicanos.

sábado, 28 de enero de 2012

CONOSCAMOS NUESTRA HISTORIA


 AVIÓN COLÓN
 
El Curtiss-Wright CR/W-19 fue diseñado en los Estados Unidos a mediados de 1930, adquirido por la República Dominicana y usado por el Cuerpo de Aviación del ejército dominicano desde 1937. Avión monoplano de ala baja, de perfecto diseño aerodinámico, fue utilizado en noviembre de 1937 para la realización del trascendental Vuelo Panamericano, junto a tres aeronaves cubanas. Vuelo propuesto con la finalidad de promocionar la unión de todos los pueblos de América, con el único objetivo de recolectar fondos para el levantamiento de uno de los monumentos más emblemáticos de toda América como lo es el Faro a Cristóbal Colón, descubridor del nuevo mundo.

Con la hazaña de nuestro más grande aviador Frank Andrés Feliz Miranda, quien junto a el sargento Ernesto Tejeda, se llenaron de gloria realizando esta hazaña, marcada por el trágico accidente, fatal para las aeronaves cubanas con el infortunio de estrellarse en las cordilleras colombianas en las cercanías de Cali, fruto de las inclemencias del tiempo.Gracias a nuestro avión Colón, aeronave que por su superioridad, velocidad y seguridad, le permitió culminar con éxito dicho vuelo.  Por tal razón, la Fuerza Aérea Dominicana lo utiliza como emblema. En la actualidad, esta aeronave se encuentra reposando en el patio de Armas de la Academia Aérea con el nombre de nuestro héroe del Vuelo Panamericano.

Tu Marca Aeronáutica

Tu Marca Aeronáutica